La querida.

"Absolutamente convencido de que aceptarás comenzaré a escribir esta carta:

Querida, Siempre me costó llamarte querida, es por esto que después de tanto tiempo te vuelvo a escribir. Te aprendí a tocar por intuición, recorrí tu cuerpo y te conocí más que nadie. Te escribí cartas y, a pesar de las dificultades te enamoré… No seguí siendo el hombre perfecto porque me aburrí, fue el rol más extenuante que me tocó interpretar, y nuestra mundana historia de amor imposible no era digna de tan exhaustivo papel. Me equivoqué, lo sé, pero mis continuos errores es lo que terminó enamorándonos de nosotros. Debes regresar y volveré a ser el hombre perfecto del que te enamoraste. Recuperaré mi instinto, conseguiré tiempo para nosotros. Te haré llorar otra vez, pero de placer. Te volveré a escribir cartas. Volverás a ser la primera, mi querida primera…

¿Regresarás? ¿Aceptas?.”

-¡ACEPTO! gritó frente al altar, luego de recordar ésa carta que recibió una hora antes.

Repasó por un instante todo lo que había aprendido siendo una fugitiva del amor, y comprendió que no volvería a ser la querida de nadie…

¡Qué vivan los novios! se escuchó en la multitud.

1 note

Los pinguinos sí vuelan

En su lecho de muerte, y con la sangre invadida de drogas, el Pinguino se reía de los que aseguraban que no podía volar.

Mentira

Se había convertido en un mentiroso. Era imposible convertir en palabras su amor, y a pesar de saberlo lo seguía haciendo. Ella le creía.

El papel

La fiesta conmemoraba la unión de dos personas que no se conocían a sí mismas. El divorcio fue el regalo.

Una más…

Eras tan vulnerable
Me divertía y escuchaba
Decías que me amabas
De manera inigualable.
Eso no conmovió
Era habitual escucharlo.
Muchas me entregaron su corazón para yo ensuciarlo
No digas que me amas como nadie me amará.
Si no sabes cuantas murieron por mí y cuantas morirán.

1 note

2011

Me dedicaré a no escribir este año. No vale la pena.

Error.

Estaba tan ocupado repartiendo amor, que olvidó amarse a sí mismo… Murió desdichado y sólo. Murió de odio hacia él.

Empleado modelo..

Era el consentido del jefe, trabajaba para ser el mejor. Esa tarde, para la sorpresa del patrón, entregó el anillo robado en la ensangrentada mano de la víctima.

Un hombre completo

Sembró un árbol para poder hacer el papel donde escribiría el libro que sería su hijo… No tener suerte con las mujeres tenía su precio.